Cartagena

Celsia ya suma 100 MW de energía solar en Colombia y Centroamérica

 

 

 

ENERGIA LIMPIA XXI. Con 300.000 paneles solares en proyectos que ya están generando energía y otros más que están siendo instalados, Celsia alcanza los 100 MW de energía limpia y renovable, una cifra que es equivalente a abastecer más de 54.000 hogares al año.
Estos 100 MW de energía solar están representados en 6 granjas solares y 110 techos y pisos solares ubicados en Colombia y Centroamérica, que además representan un alivio para el planeta, pues gracias a ellos se dejarán de emitir más de 50.000 toneladas de C02 cada año.
“En Celsia somos unos apasionados por las energías renovables y estamos comprometidos con impulsar la energía fotovoltaica tanto a gran escala para entregarle energía al SIN como para generación distribuida en empresas y en corto plazo, en hogares. El 2018 los cerramos con 34 MW de capacidad instalada con estas fuentes limpias y hoy, casi a mediados del 2019, alcanzamos los 100 MW con proyectos generando energía y otros más que ya están en instalación. Nuestro objetivo es alcanzar los 250 MW de energía solar de tal forma que el 30% de la energía generada anualmente de nuestro portafolio sea por fuentes renovables no convencionales”, dijo Ricardo Sierra, presidente de Celsia.
En la actualidad, Celsia tiene 3 granjas solares: dos conectadas al Sistema Interconectado Nacional, SIN de sus respectivos paísesCelsia Solar Bolívar (Colombia), y Celsia Solar Divisa (Panamá), y una más, la granja solar de Yumbo, que le entrega su energía a la planta de Postobón, una de las más importantes del país. Existen otras tres que están en proceso de construcción en Honduras (Comayagua) y Colombia (Tolima y Malambo). Estos proyectos suman más de 60 MW de energía solar.
Con relación a los techos y pisos solares, la compañía tiene 110 proyectos: 34 de ellos que ya entregan energía renovable y que están instalados en empresas, universidades, centros comerciales, conjuntos residenciales, fábricas, un medio de comunicación y un instituto de salud ubicados en el Valle del Cauca, Antioquia, Cundinamarca, Atlántico, Huila, Santander y Bolívar, Colombia, y en San José de Costa Rica.
El resto de proyectos se encuentran en proceso de instalación en los departamentos del Quindío, Antioquia, Atlántico, Cundinamarca, Bolívar, Valle del Cauca y Cauca. En Centroamérica, la compañía está desarrollando proyectos en: Panamá, Honduras y Costa Rica.
Estos proyectos de energía solar distribuida suman más de 40 MW, incluidos los que están en instalación y estarán listos en el segundo semestre del año.
Clientes que son parte de la nueva era de la energía
“El sistema solar fotovoltaico que instalamos con Celsia es una extensión del programa de Gestión Ambiental que por más de 10 años hemos desarrollado tanto en la Clínica como en el Instituto. En nuestro compromiso ambiental somos muy rigurosos en la reducción en los consumos de energía eléctrica y agua, logrando disminuciones significativas en los últimos años, y ahora con este proyecto el aporte será todavía mayor”.
Pedro Pablo Perea, director de la Clínica Visual & Auditiva del Instituto para Niños Ciegos y Sordos del Valle del Cauca, que tiene instalado un sistema de 420 paneles solares.
“Queremos ser un actor que contribuya a la reducción de la huella de carbono con iniciativas y proyectos sostenibles, esto hace parte fundamental de nuestra misión. Por ello, decidimos sumarnos al uso de las energías renovables con la instalación de paneles solares en nuestra operación en Cartagena de la mano de Celsia que nos ayuda a mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad”.
Pablo Pulido, gerente general de Mallplaza en Colombia, centro comercial ubicado en Cartagena en donde la compañía instaló un sistema solar de 3.150 paneles solares.
“Esta instalación es el proyecto fotovoltaico más emblemático en aeropuertos de América Latina, y es además el reflejo de una visión conjunta de la sostenibilidad que inicia en el aeropuerto El Dorado. Es satisfactorio poder dimensionar los alcances de esta alianza con Celsia y el positivo impacto ambiental que promueve. Muy pronto El Dorado estará en la capacidad de generar un estimado del 12% del consumo energético de la terminal aérea”.