Manizales

«una oferta diferenciada que combina el comercio con el entretenimiento»

Después de tres años de construcción y una inversión aproximada de 226.000 millones de pesos, el centro comercial Mallplaza Manizales quedó oficialmente inaugurado el pasado mes de agosto. El complejo cuenta con 81.000 m2 construidos, 39.000 m2 de área comercial, 157 locales comerciales,  3.990 m2 de área de comidas. Cerca de 1.300 empleos se generaron en la etapa de construcción y 1.300 en la etapa de operación.
Manizales es la segunda ciudad a la que llega esta marca, luego de la apertura de Mallplaza Cartagena. Marisol Akli, Gerente de Proyectos y Construcciones de Mallplaza Colombia, empresa desarrolladora de este centro comercial, dijo a EQUIPAR que la compañía ha visto un gran potencial en la ciudad de Manizales dentro del Eje Cafetero.
“Es por esto que Mallplaza Manizales, además de convertirse en el centro comercial más grande de la región, será una plaza urbana de encuentro que promueve los espacios culturales y de emprendimiento de la ciudad. Nuestra apuesta con este proyecto es convertirlo en un referente en el retail de la región, en el que sus visitantes puedan encontrar una gran oferta de tiendas que llegan por primera vez a la ciudad. Sin lugar a dudas, este centro comercial fortalecerá nuestra presencia en la región y diversificará la oferta tradicional de la ciudad, permitiendo el acceso a nuevos productos y servicios”.

VARIADA MEZCLA COMERCIAL
Mallplaza Manizales tendrá una variada mezcla comercial, incluyendo más de 150 marcas; contará con la tienda por departamentos Falabella, la más grande del Eje Cafetero con 8.000 m2; una Supertienda Olímpica de 4.400 m2; Cinépolis con ocho salas de cine, entre éstas su sala Macro XE; el gimnasio SmartFit y muchas marcas más.
Falabella en Mallplaza Manizales contará con una sala de ventas de dos pisos, generando más de 100 empleos directos y cerca de 50 indirectos. Junto con la tienda de retail, se abren también los servicios de Banco Falabella y la Agencia de Seguros Falabella.
Dentro de su oferta gastronómica, Mallplaza Manizales ofrece una nueva propuesta con El Mercado, que cuenta con más de 3.900 m2 dispuestos para la plazoleta de comida de primera categoría, además de la llegada a la ciudad de la cadena de restaurantes Crepes & Waffles.

RETOS IMPORTANTES
En la construcción de Mallplaza Manizales debieron superarse importantes retos a lo largo de los tres años que duró la obra. Por ejemplo, el reto técnico más importante en la etapa de contención, anclaje y excavación, fue contener la brecha de falla de Manizales que atravesaba buena parte del terreno y entender la heterogeneidad de los suelos que fueron encontrados en los estudios previos y durante el proceso de excavación. Esta situación obligó a desarrollar un proceso muy detallado de supervisión e instrumentación  geotectónica e hidrogeológica de forma permanente, en la medida que debían construir un muro de contención que hoy cuenta con un área de aproximadamente de 6.000 m2, con alturas variables entre 3 y 36 mts. y con anclajes a diferentes profundidades y resistencias. Hoy este hecho puede calificarse como una obra de infraestructura en concreto reforzado, sin antecedentes en Colombia.
En cuanto al manejo de instalaciones, fue fundamental mantener en seguimiento la coordinación BIM, lo que permitió la ejecución de manera ordenada, poder visualizar posibles ajustes y cumplir los objetivos que permitirán tener la información actualizada para el manejo y mantenimiento de los equipos en su etapa en operación.
“Consideramos que la clave del éxito en el desarrollo de este gran proyecto, en sus diferentes etapas de planeamiento y construcción, consistió en la participación de un equipo arquitectónico, técnico y de construcción con las más altas calidades y con experiencia comprobada”, destacó Marisol Akli, Gerente de Proyectos y Construcciones de Mallplaza Colombia.

CONCEPTO ARQUITECTÓNICO
El concepto arquitectónico del proyecto fue concebido por la casa matriz Mallplaza Chile, a través de la Gerencia Regional de Arquitectura, y la compañía colombiana Otebac, quien desarrolló el proyecto arquitectónico general y de detalles.
Su implantación en el terreno procuró enmarcar la topografía de la ladera montañosa del sector, lo que generó la posibilidad de trabajar un proyecto urbanístico en concordancia con el perfil de la zona y la llegada del intercambiador vial de La Carola.
Su arquitectura moderna, busca generar un nuevo hito urbano para la ciudad. El uso de materiales nobles en sus acabados, teniendo especial cuidado en el tratamiento  de fachadas hacia el espacio público, valoriza al máximo sus bordes, cuidando que todos los aspectos operacionales  queden contenidos y no degraden el entorno inmediato.
El proyecto tiene 4 niveles comerciales y cuenta con espacios amplios, con excelente iluminación natural y acabados arquitectónicos sobrios, que hacen de los locales los verdaderos protagonistas de la edificación. Sus conexiones verticales a través de escaladores eléctricos y punto fijos, garantizan la visibilidad de todos los comercios y su fácil recorrido desde el exterior hasta cada una las zonas de entretenimiento, restaurantes y retailers.
Adicionalmente, el diseño tiene en su conceptualización espacios enfocados en la experiencia de uso incorporando contemporaneidad, calidad y nobleza,  introduciendo además nuevos formatos en F&B que serán un aporte para el entretenimiento de Manizales.

EFICIENCIA ENERGÉTICA
Mallplaza Manizales se desarrolló bajo esquemas de flujos energéticos controlados a través de la implementación arquitectónica, especificaciones de materiales como iluminación LED en todas las áreas del mall y equipos de transporte vertical, bombas de incendio, equipos de presión, plantas de última generación ahorradoras de energía, para hacer de este proyecto un modelo bioclimático, garantizando menores consumos energéticos, ahorro de agua, confort interior en sus zonas comunes, manejo de aguas residuales, entre otros, lo que les permitió obtener la certificación LEED, nivel plata.
El Centro Comercial Mall Plaza Manizales en su filosofía de funcionamiento y operación contempla los más altos estándares en tecnología de automatización, controlando y supervisando la operación mediante un software de última generación.
Adicionalmente, se ha desarrollado una arquitectura bioclimática con el fin de maximizar la eficiencia energética aprovechando las condiciones climáticas del entorno. De esta forma se logra ventilación natural que varía para los diferentes edificios del Mall desde el 50% hasta 100% del total de aire requerido.  Sumando este factor a los elementos ya mencionados, se logra en la modelación energética un ahorro respecto del 12% comparado con un edificio convencional.